¿ CREES QUE NO NECESITAS ESTAR EN LAS REDES SOCIALES? DESCUBRE 4 MOTIVOS QUE TE HARÁN CAMBIAR DE OPINIÓN

¿ CREES QUE NO NECESITAS ESTAR EN LAS REDES SOCIALES? DESCUBRE 4 MOTIVOS QUE TE HARÁN CAMBIAR DE OPINIÓN

01 Jun

Eres un profesional de larga trayectoria, reconocido en tu sector, te has “labrado” una reputación y, gracias a ello, hoy tienes suficientes clientes. Crees que las redes sociales están muy bien para entretenerse, curiosear, o si estás empezando o no te va muy bien en tu negocio, darte a conocer. Además, reconoces que no las dominas y que te pierdes con tal variedad, facebook, twitter, instagram, linkedIn, pinterest, foursquare....

¿Te resulta familiar esta situación? Pues si te ocurre algo parecido, piensa que no eres la única persona que piensa así.  Pero, ¡cuidado! porque es muy probable que al no integrar las redes sociales como un canal más dentro de tu estrategia de comunicación y marketing estés dejando pasar algunas oportunidades para potenciar tu negocio.

Sigue leyendo y di si te reconoces en alguna de estas cuatro afirmaciones:

 

1.- QUIERO QUE MIS CLIENTES ME TENGAN PRESENTE Y ME RECUERDEN

 

Me imagino que cuando consigues un nuevo cliente, aspiras a “retenerlo” todo el tiempo posible y a fidelizarlo.

Esto se consigue cuando superas dos escalones: solucionar sus problemas y mostrar interés por sus gustos y preferencias.

Es entonces cuando logras crear vínculo emocional con tu cliente. Y como explicaba en el post ¿En qué redes sociales tiene que estar mi negocio? , una vez superadas las dos primeras fases, estarás muy cerca del tercer escalón, el que te garantiza algo tan valioso como fidelizar a tus clientes: Diferenciarte

Para construir el vínculo emocional con tu cliente, las redes sociales son unos excelentes instrumentos. Y cuando logras forjar este tipo de relación, al cabo del tiempo, si el cliente necesita un servicio o producto como el que tú ofreces, ¿en qué profesional crees que pensará?

Andrés Pérez Ortega, experto en marca personal, afirma:

 

"Para dejar huella debes actuar, hacer algo que cause un efecto en alguien. Cuanto más eficaz y repetido sea ese imparto más memorable o duradero será el recuerdo de tu marca”.

 

Y ahora pregúntate, ¿qué tipo de profesional eres o deseas ser?  ¿el que pasa por la vida del cliente sin pena ni gloria, o el que deja huella y genera recuerdo?

 

2.- QUIERO DEMOSTRAR CUÁNTO SÉ DE LO MÍO Y CUÁNTO VALGO

 

Si hasta ahora has logrado diferenciarte, sobresalir y ganar notoriedad en tu especialidad al margen de la red, felicidades, te has construido una reputación profesional a nivel offline.

Ahora de lo que se trata es de consolidarla y hacerla crecer a nivel online. Y para ello, lo que necesitas es articular una estrategia de presencia online a través de las redes adecuadas y bien gestionadas.

Citando de nuevo a Andrés Pérez Ortega, ten en cuenta que, “si no muestras tu valor es como si no existieras”.

En la era digital en la que nos encontramos esta afirmación cobra cada vez más valor.

Cada día más profesionales de tu sector aprovechan los canales sociales como altavoz para hacer llegar su mensaje y conectar con sus clientes. Han entendido que la mejor manera de que los clientes potenciales sepan quienes son y lo bien que trabajan es diciéndolo, explicándolo a través de los canales online.

¿De verdad te ves quedándote atrás?

Imagínate mostrar tu profesionalidad, conocimiento y experiencia adquirida durante años en un escaparate digital hecho a tu medida; divulgar con eficacia aquello de lo que eres capaz de hacer, a quién tú decidas (clientes actuales, clientes potenciales, colaboradores, competencia, etc.)  y sin invertir demasiados recursos. Pues esto lo puedes conseguir a través de las redes sociales, comunicar y reforzar tu posicionamiento.

 

“Aprovéchate de los beneficios de la era digital en la que vivimos ya que nunca antes los profesionales hemos tenido al alcance la posibilidad de ganar visibilidad a tan bajo coste. Todo gracias a las herramientas social media".

 

3.- QUIERO ESTAR AL DÍA DE LAS PREFERENCIAS E INTERESES DE MI PÚBLICO OBJETIVO

 

Si deseas desarrollar una estrategia comercial y de comunicación que te acerque a tu objetivo de ventas, jamás debes perder de vista a tu público objetivo. Debes interesarte y averiguar lo que les preocupa, lo que destacan de tu producto o servicio, lo que les atrae o desagrada de la competencia, etc.

Hasta ahora, esta información la obtienes cuando te visitan o contratan tus servicios y/o si te tomas la molestia de preguntarles y ellos de contestan sinceramente.

¿Te imaginas disponer de datos e información sobre sus intereses y opiniones, no sólo de tu producto o servicio sino también de los clientes de tu competencia?

Las redes sociales son un mina de oro para recabar esta información.

Al mismo tiempo, las redes son un canal abierto con tus clientes lo que facilita que contacten contigo cuando lo necesiten. En definitiva, las redes sociales son una antena que capta información de tu cliente que te ayudará a conocerles mejor y atinar así en la estrategia de tu negocio.

Te diré más,  para algunos, puede suponer una puerta hacia nuevas oportunidades.

Sea cual sea el tipo de producto o servicio que ofreces no desaproveches la posibilidad de descubrir nuevos nichos y clientes para tu negocio.

 

 

4.- QUIERO PAN PARA HOY Y PAN PARA MAÑANA

Esta es mi nueva versión del refrán “Pan para hoy y hambre para mañana”. Verás:

Seguro que si pudieras escoger, te quedarías con vivir una trayectoria profesional siempre creciente, o al menos sostenida, y sin baches.

Pero nuestro futuro es incierto, sobretodo porque vivimos en un entorno altamente cambiante y a menudo impredecible.

Después de casi diez años de haber vivido en España la crisis de crisis (crisis financiera, económica, política, de valores, etc.) seguro que te viene a la cabeza, al menos, dos tipos de negocio que antes de la crisis del 2008 estaba en la cresta de la ola. Y que tras los efectos de la crisis sufrieron notables pérdidas, cerrado oficinas y despedido personal.

Sin ponernos pesimistas, te invito a imaginarte qué pasaría con tu negocio si perdieras un 30% de la facturación actual o te abandonaran la mitad de los clientes.

Estarás de acuerdo en que vivimos en un entorno competitivo y creo que ningún profesional debe confiarse y no estar alerta ante la “fuga” de clientes o la aparición de nuevos.

Por ello, te animo a que aproveches el momento de relevancia profesional del que disfrutas hoy para sembrar semillas que te den frutos para tomarlos cuando sí los necesites. Se trata de trabajar cada día para asegurarte también el mañana.

¿Cómo? Por ejemplo, tejiendo una buena red de contactos en LinkedIn, construyendo una sólida reputación online, para ser reconocido en tu campo, tanto fuera o como dentro de la red. Te aseguro que configuran el colchón que todos necesitamos cuando queremos mantenernos a flote en medio de la tempestad.

 

Si has dicho sí a alguna de las 4 afirmaciones y empiezas a dudar sobre si tu marca debería tener presencia en las redes sociales, te preguntarás ¿ y por dónde empiezo?. En este enlace encontrarás algunas ideas que te funcionarán muy bien.
 

Imagen de Dustin Lee via Unsplash