¿POR QUÉ LAS EMPRESAS CON ALMA LOGRAN CONECTAR CON SUS CLIENTES?

¿POR QUÉ LAS EMPRESAS CON ALMA LOGRAN CONECTAR CON SUS CLIENTES?

31 Mar

Esta semana, hablando con el gerente de una agencia inmobiliaria, me alegré al comprobar que detrás de este sector tan desprestigiado existen algunas personas que, a través de su misión y sus valores, saben cómo conectar con los clientes.

Suena bonito pero… ¿cómo lograr que tu marca tenga alma, hacer de ello una palanca que potencie tu negocio?

 

¿Tu empresa tiene alma?

La sociedad está cambiando. Los consumidores ( nosotros mismos), influidos por la tecnología, la globalización y la crisis económica somos más escépticos y a la vez más exigentes. Y para conectar de nuevo con ellos, tenemos que desarrollar nuevas vías. Una de ellas, comunicar nuestro valor de marca.

Stephen Covey apunta que el alma representa la integridad, la coherencia de la misión de la empresa con su posicionamiento, el ser creíble y establecer confianza con el consumidor. Todo ello, sin olvidar, que nuestro valor de marca debe ser atractivo para los deseos y necesidades emocionales de los consumidores.

Así que, cuando el gerente de la inmobiliaria me dice: “Eva, lo que yo hago, intermediar entre el que compra y vende un piso, lo puede hacer cualquiera. Yo aspiro a mucho más, a tocar el sentimiento, la emoción de las personas”, me hace pensar que

 

Esta aspiración está alineada con el modelo de sociedad hacia el que nos dirigimos, en el que las marcas deben adaptarse a unos consumidores que son personas con mente, corazón y alma.

Stephen Covey

 

La escala de valores de tu negocio

En marcas que sueñan, los autores definen una teoría según los canales con los que la empresa conecta con sus clientes.

 

1º A través de los valores instrumentales

  • El cliente entra en contacto con el producto o servicio de tu marca
  • Valora la calidad, la funcionalidad, el diseño, el precio, etc.
  • Evalúa si se adapta a sus necesidades y cubre sus expectativas

 

2º A través de los valores emocionales

  • Si la primera aproximación le resulta satisfactoria, se inicia una relación entre la marca y el cliente.
  • El cliente consume reiteradamente tus productos o servicios. Te conoce más
  • Empezará a valorar tu marca desde otros puntos de vista, no sólo los instrumentales
  • Apreciará que su creciente interés por tu marca sea respondido por tu creciente interés hacia él o ella, como cliente y como persona.

 

3º A través de los valores centrales

  • Se ha construido una relación más emocional que instrumental
  • Para que perdure, entre la marca y el cliente deben existir ideales o valores coincidentes.
  • Los valores centrales de nuestra identidad deben estar a la altura y responder a las expectativas de nuestro cliente.

 

 

Esta escala de valores establece los pasos hacia el alma del consumidor, y además, pasar del segundo al tercer escalón te garantiza algo muy importante: DIFERENCIARTE

Si te he convencido de lo relevante que es para tu marca sentar las bases que establezcan vínculos emocionales con tus clientes, te preguntarás: ¿Y cómo lo hago, cómo los construyo? Pues de la misma manera que en tus relaciones personales, interesándonos por ellos, informándoles y ayudando a conocernos, ofreciendo un servicio exquisito, mejorando su experiencia, respetándoles y apreciándoles.

Y para llevar a cabo todas estas acciones, ¡el entorno social media es ideal!

Las redes sociales son un excelente canal para ello, siempre que previamente hayas definido tu estrategia de comunicación digital, una estrategia centrada en el Branding Emocional.

Si a través de tu empresa o negocio, aspiras a dejar huella en tus clientes, tu reto debe ser conectar los valores, las esencias de tu empresa con la vertiente emocional de las personas. ¿Cómo lograrlo? La respuesta, en el próximo post ;)